Guisantes y colza en nutrición avícola como fuente de proteína vegetal

Fuentes de proteína vegetal

Las fuentes de proteína suelen ser ingredientes costosos, por lo que conviene utilizar la cantidad justa y evitar excesos que dan lugar a un incremento innecesario de los costes de producción. Estas fuentes proteicas pueden ser de origen vegetal o animal. Las primeras son,generalmente, más baratas que las segundas. Además, mientras que algunos países prohíben el uso de proteína de origen animal para pienso avícola, no hay limitaciones legislativas respecto aluso de fuentes vegetales.

Las fuentes de proteína vegetal son ingredientes con un contenido relativamente elevado de proteína, como las leguminosas. La más frecuentemente usada es la soja (FAO 2013), pero, debido a que su disponibilidad puede ser baja en algunas regiones y su precio elevado,  los productores buscan alternativas más baratas como los guisantes (Pisum sativum hortense) o la colza (Brassica napus y B. campestris).

Guisantes y colza: ¿Qué tener en cuenta cuando se fórmula con estos ingredientes?

Cuando se utilizan los guisantes o la colza como fuentes de proteína vegetal en dietas para la avicultura se deben tener en cuenta, principalmente, dos factores: el perfil aminoacídico y la presencia de factores antinutritivos o FANs.

Perfil aminoacídico

Como se ha mencionado en artículos anteriores (GVL 2021), es de vital importancia formular en base a proteína ideal, es decir, teniendo en cuenta el aporte exacto de aminoácidos de cada ingrediente, en lugar de su contenido en proteína bruta. De esta manera, se podrá ajustar mejor la fórmula a los requerimientos de las aves.

La tabla siguiente muestra el aporte de aminoácidos de los guisantes y la colza. Este aporte varía según si los ingredientes han sido procesados o no y, en general, aumenta cuando han sufrido un tratamiento térmico. Esto se debe a los factores antinutritivos (FANs) termolábiles que contienen y que se explican en el siguiente apartado. A pesar de ello, es difícil eliminar completamente estos FANs, ya que tratamientos térmicos muy duraderos o a elevadas temperaturas empeoran la calidad nutritiva de los ingredientes y dan lugar a la formación de compuestos tóxicos.

Factores antinutritivos (FANs)

En segundo factor a tener en cuenta es la presencia de FANs. Se trata de sustancias que, bien por si solas o a través de sus metabolitos, interfieren con la disponibilidad de nutrientes y afectan a la salud y a los niveles productivos de los animales (Makkar 1993). La presencia de estos factores en ingredientes como los guisantes y la colza pueden llegar a limitar su inclusión en las fórmulas.

La concentración de FANs en ingredientes como la colza o el guisante es más elevada que la de otros ingredientes proteicos como la soja y representa un desafío para la salud y el bienestar intestinal de las aves.

Los guisantes contienen distintos FANs (Vidal-Valverde et al. 2003), entre ellos:

  • Los α-galactósidos, azúcares de bajo peso moléculas que fermentan en el tracto digestivo y causan una acumulación de gas, que puede dificultar los movimientos del intestino y la digestión de otros compuestos y la utilización de la energía. También causan un incremento de la secreción de agua en el lumen intestinal, que puede causar la presencia de heces líquidas (Martínez-Villaluenga, Frias, and Vidal-Valverde 2008).
  • Los inhibidores de tripsina inactivan la enzima necesaria para la digestión de la proteína (Fekadu Gemede 2014). Estos FANs se desnaturalizan parcialmente tras el tratamiento térmico y, por esta razón, los guisantes procesados tienen mayor disponibilidad de aminoácidos.
  • Los fitatos son sales del ácido fítico que actúan como secuestrantes de iones metálicos. Tienen un impacto negativo sobre la disponibilidad de minerales como el calcio, el magnesio, el cobre o el zinc (Fekadu Gemede 2014).

Los principales FANs de la colza son los glucosinolatos, que actúan como uno de los factores limitantes de su uso en alimentación animal. No son tóxicos por sí mismos, sino que la enzima mirosinasa, presente en el grano o sintetizada por los microorganismos del tracto digestivo, es capaz de hidrolizarlo formando compuestos tóxicos. Empeoran los parámetros productivos y pueden llegar a causar la muerte de los animales por hemorragia hepática (Brand, Smith, and Hoffman 2007).  La colza también contiene ácido erúcico, tóxico cardíaco. Por ello se recomienda utilizar variedades canadienses, también llamadas 00, que contienen bajas concentraciones de estos FANs (<1% en ácido erúcico y <15 µmoles/g de glucosinolatos) (Blas et al. 2019).

Otros FANs de la colza que limitan su uso en monogástricos son la lignina (fibra) y los taninos. Estos últimos se unen a las proteínas y reducen su disponibilidad. Se trata de compuestos termoestables (Fekadu Gemede 2014).

Uso de enzimas para combatir los efectos de los FANs y mejorar el aporte nutricional de los guisantes y la colza

La adición de enzimas es una solución eficaz para mejorar el rendimiento obtenido con dietas que contienen guisantes y colza. Las enzimas pueden inactivar y/o eliminar algunos FANs, mejorando los procesos digestivos y la disponibilidad de nutrientes afectados por la presencia de estos factores (Goodarzi Boroojeni et al. 2017).

Los enzimáticos más recomendables son los que han sido diseñados en base a la composición de la dieta y las necesidades de las aves en cada etapa de desarrollo. Así, en el caso de dietas que contengan guisantes, se deben utilizar productos con α-galactosidasa y proteasas como la subtilisina y fitasas.

En el caso de la colza, las enzimas adecuadas son las proteasas, para contrarrestar el efecto de los taninos, y enzimas que degraden los polisacáridos no amiláceos, como celulasas, glucanasas y quitinasas. Además, se recomienda tratamiento térmico para inactivar la enzima mirosinasa.

Con el objetivo de mejorar el aporte energético de estas dietas, es recomendable que los enzimáticos contengan las carbohidrasas necesarias para digerir los hidratos de carbono que aportan los cereales del pienso, como la β-glucanasa en el caso de la cebada, o la amilasa en dietas a base de maíz.

¿Cómo podemos apoyarte?

Desde Global Vet’s Lab ofrecemos el servicio de análisis y formulación de dietas para animales, que permite optimizar la composición del alimento para que se ajuste a los requerimientos de la especie destino y prevenir los problemas derivados de la inclusión de ingredientes proteicos de origen vegetal con la adición de las enzimas más adecuadas.

Para utilizar el servicio, puede contactar con nosotros a través de nuestra página web www.globalvetslab.com o por correo electrónico a la dirección info@globalvetslab.com

Fuentes consultadas

Blas, C. de, P. Carcía-Rebollar, M. Gorrachategui, and G.G. Mateos. 2019. Tablas FEDNA de composición y valor nutritivo de alimentos para la fabricación de piensos compuestos FEDNA (Fundación Española Para El Desarrollo de La Nutrición Animal). 4th ed. Madrid. http://www.fundacionfedna.org/ingredientes-para-piensos.

Brand, T. S., N. Smith, and L. C. Hoffman. 2007. “Anti-Nutritional Factors in Canola Produced in the Western and Southern Cape Areas of South Africa.” South African Journal of Animal Sciences 37(1): 45–50.

FAO. 2013. “Disponibilidad de Piensos y Nutrición de Aves de Corral En Países En Desarrollo Principales Ingredientes Utilizados En Las Formulaciones de Alimentos Para Aves de Corral.” Revisión Del Desarrollo Avícola: 3. http://www.fao.org/3/a-al705s.pdf.

Fekadu Gemede, Habtamu. 2014. “Antinutritional Factors in Plant Foods: Potential Health Benefits and Adverse Effects.” International Journal of Nutrition and Food Sciences 3(4): 284.

Goodarzi Boroojeni, F. et al. 2017. “The Effects of Fermentation and Enzymatic Treatment of Pea on Nutrient Digestibility and Growth Performance of Broilers.” Animal 11(10): 1698–1707.

GVL. 2021. Uso de Aminoácidos En Dietas Para Pollos de Engorde. Constantí. https://www.globalvetslab.com/uso-de-aminoacidos-en-dietas-para-pollos-de-engorde/.

Makkar, H. P. S. 1993. “Antinutritional Factors in Foods for Livestock.” BSAP Occasional Publication 16(16): 69–85.

Martínez-Villaluenga, Cristina, Juana Frias, and Concepción Vidal-Valverde. 2008. “Alpha-Galactosides: Antinutritional Factors or Functional Ingredients?” Critical Reviews in Food Science and Nutrition 48(4): 301–16.

Vidal-Valverde, Concepción et al. 2003. “Assessment of Nutritional Compounds and Antinutritional Factors in Pea (Pisum Sativum) Seeds.” Journal of the Science of Food and Agriculture 83(4): 298–306.

Deja un comentario